Orígenes  

La Atención – Dhammapada – Canon Pali

Publicado el 16 febrero 2014 Sin comentarios aún ...

 

21. La atención es el camino hacia la inmortalidad; la inatención es el sendero hacia la muerte. Los que  están atentos no mueren; los inatentos son como si ya hubieran muerto.

22. Distinguiendo esto claramente, los sabios se establecen en la atención y se deleitan con la atención,  disfrutando del terreno de los Nobles. 

23. Aquel que medita constantemente y persevera, se libera de las ataduras y obtiene el supremo Nibbana. 

24. Gloria para aquel que se esfuerza, permanece vigilante, es puro en conducta, considerado, autocontrolado, recto en su forma de vida y capaz de permanecer en creciente atención. 

25. A través del esfuerzo, la diligencia, la disciplina y el autocontrol, que el hombre sabio haga de sí mismo una isla que ninguna inundación pueda anegar. 

26. El ignorante es indulgente con la inatención; el hombre sabio custodia la atención como el mayor tesoro. 

27. No os recreéis en la negligencia. No intiméis con los placeres sensoriales. El hombre que medita con  diligencia, verdaderamente alcanza mucha felicidad. 

28. Cuando un sabio supera la inatención cultivando la atención, libre de tribulaciones, asciende al  palacio de la sabiduría y observa a la gente sufriente como el sabio montañero contempla a los  ignorantes que están abajo. 

29. Atento entre los inatentos, plenamente despierto entre los dormidos, el sabio avanza como un corcel  de carreras se adelanta sobre un jamelgo decrépito. 

30. Por permanecer alerta, Indra se impuso a los dioses. Así, la atención es elogiada y la negligencia subestimada. 

31. El monje que se deleita en la atención y observa con temor la inatención, avanza como el fuego, superando todo escollo grande o pequeño.

32.   El monje que se deleita en la atención y observa con temor la inatención, no es tendente a la caída. Está en presencia del Nibbana.

             

La libertad de ser nadie

Publicado el 21 abril 2013 Sin comentarios aún ...

Bloqueado por la confusión 

he sobrevivido forjandome un destino 

a través de actos impulsivos. 

 

Consciente de mi mismo, 

busque las circunstancias 

en las que mi personalidad se desarrollara 

y el mundo impactara 

en mi alma sensitiva. 

 

La personalidad crea 

la propia consciencia , 

de igual manera como la atención, 

el ojo, y la silueta coloreada, 

desarrollan la visión

 

El impacto es el encuentro 

entre la propia conciencia 

los sentidos y las cosas del mundo. 

Esto lleva a la experiencia 

que ansío tener o evitar. 

El ansia me hace apegarme 

a la sensualidad, las opiniones, 

las reglas y los seres

 

Apegarse es insistir en ser alguien. 

NO apegarse es ser libre para ser nadie.

 

Ser alguien es ser 

egoísta, impulsivo, 

reflexivo, estando apegado al cuerpo, 

que nace, envejece, muere, 

sufre  la enfermedad, el duelo y el dolor, 

la depresión y la ansiedad.

 

La angustia aparece 

cuando alguien nace

 

Los actos impulsivos 

son la raíz de la vida. 

Los tontos son impulsivos, 

mientras los sabios ven las cosas tal como son. Cuando la confusión cesa, 

a través de la práctica de mirar dentro, 

los actos impulsivos también cesan. 

 

Haciendo que esto cese, 

eso también cesara, 

y la angustia terminará

 

Nagarjuna siglo II aec

             

Las Cuatro Aspiraciones

Publicado el 13 noviembre 2011 Sin comentarios aún ...

 

Las Cuatro Aspiraciones es una recitación clásica y común en todas las shangas de zen, principalmente recitadas al principio y al final del dia. Es una síntesis muy completa del budismo mahayana. con la transmisión del zen a Occidente se convierten en mensaje universal para los practicantes de zen. Aquí se ofrece un significado de las mismas

             

El Buda – La impermanencia

Publicado el 16 octubre 2011 Sin comentarios aún ...

Ciclo Grandes Maestros del Zen y sus enseñanzas

Comenzamos con este tema el ciclo anual sobre la enseñanza del Zen. Descargar en PDF Buda – La Impermanencia

             

Ecuanimidad (upekkhā) y la Puerta de la Gran Compasión

Publicado el 6 septiembre 2011 5 comentarios

El practicante observa su mente concentrada con ecuanimidad. Cuando observa su mente concentrada con ecuanimidad, la ecuanimidad como factor del despertar aparece. Desarrollándola, la lleva a su plenitud” Sutra Anapanasati “Cuando el factor del Despertar de la ecuanimidad está presente, reconoce, “el factor de la ecuanimidad está en mi”; cuando el factor del Despertar de la ecuanimidad está ausente, reconoce, “el factor de la ecuanimidad no está en mi”; y reconoce como la creación del factor del

Despertar de la ecuanimidad que no existía antes se realiza, y como en su desarrollo llega a su perfección” Sutra Satipattana  

Upekkhā es el término en Pali de este factor del despertar. Upekkhā se desarrolla desde la concentración (Samādhi) llevada a su plenitud, a su perfección. Es calma concentrada y comprometida. En esto se diferencia de Passaddhi. Es necesario un espíritu concentrado, dirigido al momento presente y comprometido profundamente con la realidad, para que la ecuanimidad, o la “paz en medio de la tormenta”, el equilibrio y la armonía de espíritu aparezca. ….solo en el desarrollo del Samadhi Upekkhā es creado como factor y culmen del despertar. (más…)