Preguntas mas frecuentes y comentarios generales

Publicado el 1 junio 2012 10 comentarios

Listado de preguntas, respuestas y comentarios que por su interes, se publican para conocimiento común

             

10 respuestas a Preguntas mas frecuentes y comentarios generales

  1. Maricarmen dijo:

    ¿En necesario dejar de pensar durante la meditación, para lograr el objeto de la misma?

  2. Pedro dijo:

    No Maricarmen. La práctica del silencio consiste en cultivar la plena atención,y para ello lo esencial es dejar de identificarnos con nuestros pensamientos, emociones, recuerdos o fantasias. Por ello utilizamos un foco en el que nos concentramos, respiración, contar, mantra o koan, para asi desidentificarnos con nuestro flujo mental. Con el tiempo, si persistes con corazón pleno en esta práctica, asistirás a lo que viene a llamarse “El Testigo”. Esto es, tu no eres solo tus pensamientos, ni tu genio actuando en una emoción fuerte. Eres algo mas, que observa tu vivir desde la ecuanimidad. Esto te abrira progresivamente a un nuevo nivel de conciencia.

    Pedro

  3. daniel p. dijo:

    Porqué, cuando cumplimos un objetivo en nuestra vida, este empieza a perder valor y entonces buscamos otro?
    El valor está en el camino o en la meta?

  4. Pedro dijo:

    La pregunta que realizas Daniel es muy genérica y requeriría que la concretarás mas. Mi comentario en este momento sería que estamos en un nivel inestable y de transición en nuestra conciencia, que podemos calificar de egoico racional. Por ello, desde nuestra razón andamos detras de continuas identificaciones, con nuestro medio, con lo que queremos conseguir o con lo que queremos rechazar. Pero ninguna de esas cosas o personajes, o situaciones queridas pueden calmar el ansia de nuestro espiritu, que, como dices, una vez conseguido, descubre que “no es eso, no es eso”. La gran trampa de nuestro apego es que provoca fustraciones continuas y genera sufrimiento, ya que “vendemos algo valioso” de nosotros mismos por retener o rechazar. Nuestro tarea inicial en el camino espiritual consiste en integrar los diferentes aspectos de nuestra existencia de forma que podamos transcender de forma sana al espíritu. En él esta “el agua viva que calmará nuestra sed” Transcender al Espíritu aqui significa abandonar los apegos, vaciarnos. Un abrazo.

    Pedro

  5. daniel p. dijo:

    Me refiero a que en la vida ponemos todo nuestro esfuerzo para cumplir un determinado objetivo (trabajo,relaciones de pareja,metas materiales,etc). Una vez alcanzado este objetivo, al que hemos puesto toda nuestra ilusión y dedicación, solemos sentir una sensación de que todo el valor que tenía antes de lograrlo, empieza a perderse y entonces lo archivamos como a un trofeo conquistado y empezamos a buscar otro. Solo si lo perdemos volvemos a sentir ese valor primero.
    Es porque no tenemos claro lo que buscamos?
    Nos aferramos a condicionamientos que marca la sociedad a la que pertenecemos?
    Copiamos modelos establecidos?
    Un abrazo.
    Daniel.

  6. Pedro dijo:

    Parte de mi comentario puede seguir valiendo como aportación a tus preguntas. En ellas incluyes la respuesta también. No tenemos claro lo que buscamos?, preguntas. Recuerda la frase del Shin Jin Mei: “La via perfecta carece de dificultad, solo hay que evitar atrapar o rechazar”. Tal parece que justo esto es lo que hacemos continuamente. En nuestro actual estado de conciencia sabemos que tenemos sed, pero no sabemos donde está el agua que ha de calmar nuestra sed. Los condicionamientos que indicas son nuestros prejuicios, los arquetipos sociales que hemos aceptado. ¿porque, por ejemplo, necesitamos triunfar socialmente?, pues porque estamos hambrientos de identificación, de ser alguien frente a los ojos de otros. Efectivamente copiamos modelos establecidos. Por ello la tarea inicial es la “individuación”, esto es, romper con los arquetipos, romper con los modelos copiados, y hacernos las preguntas desde la responsabilidad individual por nuestra vida. Sin esta tarea, querido Daniel, no es posible elevarse al Espíritu. Y casi siempre es una tarea dolorosa. Un abrazo
    Pedro

  7. Ferran dijo:

    Hola Pedro,
    Muchas gracias por compartir tu sabiduría abiertamente con todo el mundo a través de Ivoox, tus palabras son un regalo para mucha gente que no encontraba la luz y la dirección hacia donde dirigir sus pasos. Tengo dos cuestiones para hacerte:
    1- ¿Por qué siempre que tratas el tema del "renacer" y la "prexistencia" en el cristianismo hesicasta no hablas abiertamente de la reencarnación como enseñanza que seguramente Jesucristo enseñaba  a sus discípulos en privado? Si la verdad de Jesucristo es la misma que la de Buda, los Brahmanes, la Cábala judía… Resulta bastante obvio que debía de ser así. Los textos de Orígenes y varios Padres del Desierto apuntan en esa dirección. ¿Quizá no abordas el tema para no levantar susceptibilidades entre los cristianos más tradicionales a quienes les cueste aceptar esa enseñanza?
    2- Me parecería muy atractivo que realizaras alguna charla sobre las conexiones entre las enseñanzas de Jesucristo, con la literatura de la Mekabbá, las tradiciones mazdeístas de Persia y la Cábala judía. ¿Crees que sería viable, interesante y enriquecedor?
    Muchas gracias por ser un faro para los que buscamos el camino.

    • admin dijo:

      Buen dia Ferran: gracias por tus hermosas palabras que considero excesivas hacia mi. Intentare responder a tus dos preguntas: 

      1.- El tema del ciclo de vidas y la reencarnación es clásico en el budismo, pero forma parte de uno de los indeterminados sobre los que el Buda no quiso definirse, si bien era central en la metafisica del Vedanta. la razón es que el Buda nos dirigía a contemplar la realidad aqui y ahora y a aceptar que la vida que existe es esta. Esto es un tema que no es muy conocido, ya que posteriormente el budismo institucional asumio la reencarnación dentro de su esquema de creencias. Sin embargo el zen nos dirige de nuevo a contemplar el momento presente, y nos aleja de dogmas y metafísicas. Creo que Jesus (yo no lo llamo Jesucristo por no incurrir en la metafísica paulina), tampoco centro su mensaje en la descripción de una metafisica o una interpretación del mundo, sino en la forma de superar las condicioens de sufrimiento y de opresión de la gente de Galilea. Por ello su propuesta central es la instauración del "Reino de Dios" aquí y ahora. 

      Si vamos buscando una interpretación de lo existente efectivamente nos encontramso con el tema de la reencarnación. Si buscamos una forma de liberar la condición humana, nos centramos en un planteamiento proscriptivo, un proyecto de acción, que creo que es el centro de la preocupación del Buda y de Jesus de Nazaret. 

      Sin intentar escaparme de tu pregunta, añadire algo mas: La realidad es una, y la muerte no existe. Solo existe la transformación, el cambio. Nuestro ser individual, independiente, y las metafisicas que defienden su supervivencia como tal ser individual y aislado son una fabricación mental. Desperat a la realidad es ver esto. Desde aqui el tema de la reencarnación se ve radicalmente diferente. 

      2.- En varias ocasioens realizo la comparación de las enseñanzas de Jesus y del Buda. En ello me siento mas seguro por mi formación. El tema que propones es pertinente, pues en el primer y segundo siglo de la Era Comun los cultos de Mitra, Zoroastro, Osiris, junto con las enseñanzas rabinicas se entremezclaban y competían. De hecho muchas de las costumbres cristianas fueron el resultado de la asimilación de esas otras creencias. Sin emabrgo el centro de mi preocupación es como ayudar, como acompañar a los hombres y mujeres de mi tiempo en su transformación vital, hacia la creación de una sociedad mas fraternal. Próximamente editaré un libro que tengo terminado titulado "los koans de Jesus de Nazaret" enfocado en esta dirección.

      Recibe un abrazo

  8. Ognius dijo:

    Este audio me resultó especialmente difícil, como a la mayoría de los asistentes, creo… "Lo cotidiano", como dicen la mayoría de los koans que habéis expuesto en este audio…. ¿No podría traducirse mejor como "LA HUMILDAD", o "lo sencillo"? Yo interpreto que la cotidianedad de una sociedad rural de hace siglos debía ser muy humilde, y en ese contexto "lo cotidiano" debía ser de por sí un duro "trabajo de aceptación". Sin embargo, el concepto de lo cotidiano en las sociedades occidentales actuales (de "clase media"), no tiene demasiado de trabajo interior, de aceptación, de dejar aflorar la naturaleza "iluminada". La única conexión que le veo a esta sesión zen con las enseñanzas del critianismo hesicasta (partiendo desde la base de que ambas escuelas deben de enseñarnos realidades similares) es LA HUMILDAD como vía de conocimiento interior. La tablilla de madera de las letrinas, la ropa tendida de la vecina, el lavar el cuenco, etc…. Me traen más a la mente la palabra "humildad", que la cotidianedad. Creo que las diferencias culturales e idiomáticas que comentabas en el audio pueden resultar SIGNIFICATIVAS para un occidental, y por eso hago esta aportación. Espero no haber ofendido a nadie, escribo desde la más profunda humildad (valga la redundancia) y admiración por tu sabiduría. Gracias!!!! 

    • admin dijo:

      Gracias Ogmius. Si te parece copio tu pregunta tambien en la pagina web http://www.espirituyzen.org que coordino. Efectivamente la relación entre humildad y cotidianidad es clara, pero la referencia a lo cotidiano es algo mas: es lo que ocurre aqui y ahora, es la realidad en este momento. El Despertar no es otra cosa que caer en la cuenta de la realidad como la presencia no separada de lo existente, en su impermanencia y contingencia. El lava-tu cuenco de Joshu es una vuelta a esa realidad, y al tiempo es un proceso de vaciamiento de lo superfluo y la discriminación aparente. No olvides que los koans no pueden ser aprehendidos desde el discurso mental, por lo que contemplar el lava-tu-cuenco debe suponer realmente una provocación para tu filtro conceptual que te permita ver mas alla, y por ello es un koan a respirar en el silencio, en la practica interior. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *