Voces Intimas  

Te han visto volando madre…

Publicado el 9 julio 2017 Sin comentarios aún ...


A mi madre, 8 de julio de 2017

_______________________________________________________________ 



 

             

Ibrahim, el niño Ébola

Publicado el 20 febrero 2015 1 comentario
  • Te miro encogido en tu dolor,
  • pequeño cuerpo aterido,
  • fulminado por el virus terrible,
  • sangrando por tus ventanas,
  • encharcado
  • en medio de tus fluidos contaminados,
  • mientras rezumas tristeza y miseria.
  • Tus ojos de animalillo herido
  • me miran llenos de dolor y recelo,
  • miran a este que se acerca a ti
  • envuelto en mil fronteras,
  • encapuchado y protegido de ti mismo.
  • Miedo contra miedo se miran.
  • Tu indefenso y perdido,
  • yo contradecido entre mi deseo de acogerte y abrazarte
  • y el miedo al dragón en ti escondido.
  • ¡Que fácil es recitar que yo soy tu y que tu cuerpo es mi cuerpo!
  • ¡que difícil hacer de esto
  • carne de mi carne y sangre de mi sangre!
  • ¿Cómo sufrir tus heridas y tu porquería en mi cuerpo?,
  • ¡Que difícil abrazarte en ese tu dolor,
  • mientras tus ojos se cierran
  • y tu boca se tuerce en un silencio de agonía
  • que nada comprende !
  • ¿Cómo sostendré mi oración en medio de esta miseria ,
  • de esta contradicción de vida no comprendida?
  • Contemplo tu cadáver pequeño y encogido,
  • en esta tierra de dolor a la que vuelves
  • en el cementerio ignorado,
  • y tu espíritu atrapado me grita dentro,
  • traza lagrimas de sangre en mi corazón.
  • Me duele no haberte podido mostrar mi sonrisa,
  • mi aliento,
  • mi abrazo.
  • Me duele no haber podido ser tu,
  • perdido y huérfano,
  • víctima mártir de este mundo contradecido,
  • en el que los ricos presuntuosos
  • presumen de salvar a los pobres,
  • mientras tu pueblo en silencio mira y sonríe,
  • una sonrisa triste
  • que envuelve el polvo de los caminos
  • de este tu campo, de esta tu tumba.
  • ¡Enséñame lo que no pude aprender
  • en este tu silencio,
  • Ibrahim,
  • hijo,
  • amigo,
  • hermano !
             

Todos estamos iluminados, pero el carácter se interpone

Publicado el 21 marzo 2014 1 comentario

Entrevista con Fernando Diez

En su último libro, Ciencia y consciencia, el paradigma cuántico y la búsqueda espiritual, Fernando Díez nos invita a asomarnos a la trascendencia. Dice este genuino buscador espiritual:”Yo creo que el hallazgo más elevado que uno puede encontrar es comprobar que estamos en contacto con la trascendencia, que no estamos abandonados en un marasmo azaroso, sino que hay un orden”. Entrevista Yoga en Red.

La biografía de Fernando Díez es tan nutrida que llenaría ella sola este espacio. Pero vamos a resumirla para poder escucharle después en esta entrevista.

Nace en Madrid en 1944. Estudia una carrera universitaria que practica durante siete años. En 1973, movido por una profunda inquietud intelectual, marcha a la India por tierra (una experiencia solitaria que repetiría cuatro veces mas), donde permanecerá doce años. Hasta 1985 su vida transcurre en la India, junto al Ganges, en Benarés, dedicado a la música clásica, la filosofía, la contemplación y la búsqueda espiritual. En esos años fragua un profundo conocimiento sobre múltiples áreas del pensamiento indio que trata de expandir al volver a Occidente.

Como experto en filosofía, orientalismo y mística ha participado en multitud de congresos y universidades. Organiza e imparte cursos sobre filosofía india, meditación, musicoterapia y trasformación personal.

(más…)

             

El arte de no amargarse la vida

Publicado el 23 julio 2012 Sin comentarios aún ...

Os aporto, por iniciativa de Sara, algunos estractos de la obra de Rafael Santandreu

Encontrais mas en El arte de no amargarse la vida

 

(más…)

             

Hora de Despertar

Publicado el 10 julio 2012 Sin comentarios aún ...

Adjuntamos este excepcional articulo de Antonio Muñoz Molina que nos impele a reaccionar, a rectificar la paranoia nacional por aparentar, engañar y engañarnos, y venir a ser, con humildad, lo que debemos ser. Gracias, Antonio

Antonio Muñoz Molina Hora de Despertar